Resumen: Visita técnica a Mataró en torno al barroco y Viladomat

El pasado sábado 12 de mayo disfrutamos de una visita comentada de la exposición “Coincidències insòlites: Viladomat i la tècnica” y del conjunto dels Dolors de la Basílica de Santa María de Mataró, una de las joyas del barroco catalán. En total fuimos 24 personas, entre socias y socios de CRAC y los acompañantes, y tuvimos la suerte de tener un día soleado.

Empezamos con la muestra sobre Antoni Viladomat en ca l’Arenas, centro de arte del Museu de Mataró, con las explicaciones de la conservadora-restauradora Rosa Gasol, que nos hizo un recorrido por cada una de las obras. Esta exposición itinerante, que primero estuvo en el Museu Comarcal de Manresa, luego en el Museu de Premià de Dalt y ahora acaba su recorrido en Mataró, muestra de forma didáctica las técnicas pictóricas del máximo exponente del barroco catalán y, sobretodo, como pueden haber influido en el estado de conservación de las piezas.

Tras una pequeña pausa, entramos en la Basílica de Santa María de Mataró para encontrarnos de nuevo con Viladomat, pero esta vez con un gran conjunto pictórico de frescos y telas que el taller del pintor realizó entre 1722 y 1737 para la capilla de la Venerable Congregación de Nuestra Señora de los Dolores. El conjunto monumental, que se salvó de la destrucción de la Guerra Civil por haberse tapiado, está catalogado como Bé Cultural d’Interès Nacional.

Cristina Martí, conservadora-restauradora de la empresa Restauracions Policromia, nos hizo una extensa y detallada descripción de las intervenciones que se realizaron en las pinturas murales de la capilla. La restauración, realizada entre octubre de 2015 y febrero de 2016, supuso un reto técnico debido al mal estado de conservación de las pinturas de bóvedas y muros y a antiguas intervenciones en las que se aplicó acetato de polivinilo sobre la pintura al temple. Después de esta interesante explicación nos dividimos en grupos para acceder a dos espacios reducidos y privilegiados: la cripta de la capilla (un espacio en proceso de musealización) y la Sala de Juntas, en el piso superior, con un magnífico conjunto de pinturas barrocas.